Las adicciones más difíciles de abandonar

LAS ADICCIONES MÁS DIFÍCILES DE ABANDONAR

Cuando hablamos de una adicción o dependencia, los motivos suelen ser psicológicos, y deben ser tratados profesionalmente. Se trata de una enfermedad crónica y recurrente del cerebro donde se busca el alivio a través del consumo de sustancias u otras conductas similares. Drogas que perturban la conducta, la percepción, modifican el humor y alteran el rendimiento físico El daño por el consumo abusivo de algunas drogas puede derivar en daños irreversibles tanto en nuestro cuerpo como en nuestra vida. 

Uno de los pasos más difíciles para salir de todo ello es el de la aceptación del problema ya que la mente tiende a protegerse, es difícil luchar contra las adicciones y es por ello que el adicto necesita siempre un apoyo para no caer de nuevo. Estas son las adicciones más difíciles de superar:

  • Alcohol: reduce las inhibiciones y eleva el estado de ánimo y sociabilidad, pero es peligroso porque se trata de una droga “aceptada” y normalizada con tendencia a depender de su consumo a lo largo de toda la vida. La abstinencia a esta sustancia provoca delirios, una mayor frecuencia cardíaca y temperatura corporal, así como insomnio, ansiedad o depresión, entre otros efectos. Su consumo provoca cambios de carácter, incita a la violencia y causa daños irreversibles principalmente en el cerebro y el hígado
  • Cocaína: es otra de las drogas más adictivas y difíciles de superar ya que actúa directamente en el sistema neuronal. Se acumula un gran excedente de dopamina que ocasiona una intensa oleada de placer cuando se consume en exceso, por lo que su adicción es de las más poderosas. Reducir su consumo puede provocar fatiga, agotamiento, depresión, ansiedad, pesadillas, así como generar ideas suicidas en el adicto.
  • La metanfetamina es una droga similar a la cocaína, un estimulante artificial que puede ser inhalada, fumada o inyectada para obtener un efecto más rápido y potente. Un adicto a esa sustancia puede llegar a experimentar hasta psicosis y violencia.
  • Benzodiacepinas: son medicamentos diseñados para reducir ansiedad, proporcionar relajación y ayudar a las personas a conciliar el sueño. Los barbitúricos incrementan la dopamina y causan euforia, pero su abstinencia puede generar insomnio, ansiedad, así como dolores musculares, irritabilidad, depresión, vómitos, etc.
  • Heroína: se puede inyectar, inhalar o fumar para obtener un efecto tranquilizante y es la droga más perjudicial en todos los sentidos. En el período de recuperación y abstinencia el paciente puede sufrir temblores, escalofríos, náuseas, vómitos, dolores musculares, insomnio, así como ansiedad, depresión, irritabilidad y falta de claridad mental.

Contra la dependencia, siempre debes acudir a un profesional. En Azul Desintoxicación centro privado de desintoxicación y tratamiento de drogadictos, contamos con estrategias terapéuticas utilizadas para superar la drogadicción. Tratamientos de recuperación totalmente personalizados.
En nuestra clínica de drogadictos ofrecemos las mejores herramientas con las que poder eliminar todo tipo de adicciones. ¿Quieres saber más? Llámanos al 607 234 972 o envía un email a azuldesintoxicacion@gmail.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *